Tipos de combustible

¿Qué tipos de combustibles existen para coches?

Existen muchos tipos de motores en el mundo de los automóviles. Más ahora con el creciente desarrollo de los coches eléctricos que están transformando el mercado. Pero es que dentro de los motores de combustión tradicionales, ya hay un enorme listado de combustibles con características muy diferentes: diésel, gasolina, a gas e incluso alcohol. De pistones, rotativos, de cuatro tiempos y de dos. Las posibilidades son casi innumerables.

Veamos los tipos de motores según el combustible que usan:

  1. Gasolina

Los motores de gasolina son motores de combustión interna. Es decir, el motor necesita una chispa eléctrica para encender el combustible producido por la bujía. Como todo motor térmico, su funcionamiento depende de la fuerte expansión de la mezcla aire-combustible en el arranque.

2. Diesel

Estos motores usan combustible diésel para funcionar. El combustible no se enciende ni necesita una chispa como un motor de gasolina. En su lugar, deben encender la mezcla de aire/diésel bajo presión. Por eso, la relación de compresión de estos motores es mucho mayor que la de los motores de gasolina.

En general, son más eficientes que los gasolina, aunque requieren de más y mejores sistemas de reducción de emisiones para no contaminar demasiado. 

3. Gas

Los motores de combustión interna también pueden usar gas en lugar de gasolina. Suele ser gas natural comprimido (GNC) o gas licuado de petróleo (GLP). Son más amigables con el medio ambiente que los que usan solo gasolina. Especialmente produce mucho menos óxidos de nitrógeno.

Las formas de combinar los motores de combustión y eléctricos son muy numerosas. Se pueden encargar por separado de cada eje, puede ponerse un motor eléctrico en la transmisión e incluso usar varios motores eléctricos en diferentes sitios. 

En realidad no existen los motores híbridos como tal. Existen las combinaciones de motores de combustión y eléctricos, que dan lugar a trenes de potencia híbridos.

Lo que hay que saber en este tipo de movilidad es que los motores de combustión que se suelen usar están especialmente adaptados a este uso. Por ejemplo, los motores más usados en los híbridos actuales son los de ciclo Atkinson por ser más eficientes. La potencia extra que da el motor eléctrico cuando es necesario, compensa su menor rendimiento.

Ver todas las marcas de Coches Híbridos
Volver al inicio: Coches Híbridos